Uno de los post que más ilusión me daba escribir es, sin duda, éste. Hoi An es una ciudad en la costa central de Vietnam, conocida por su ciudad antigua bien conservada, atravesada por canales.

Esta pequeña ciudad me dio las noches más mágicas y hermosas de este viaje.

En el año 1999, esta ciudad antigua, fue declarada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, como bien conservado ejemplo de puerto comercial del sureste asiático entre los siglos XV y XIX, cuyos edificios muestran una mezcla única de influencias locales y foráneas.

Hoi An no tiene nada que ver con el resto de las poblaciones de Vietnam. Esta ciudad parece sacada de un cuento, detenida en otra época, llena de templos y pagodas, de pequeñas callejuelas y de gente dedicada a sus pequeños oficios artesanales.

Durante los 4 dias que estuvimos en Hoi An nos hospedamos en el Dream City Hotelel servicio era increíble y la gente super amable. Este hotel incluía desayuno y creo que fue de los mejores.

La mejor manera de llegar a esta ciudad, y como nosotros lo hicimos, fue tomar un avión para llegar al aeropuerto de Da Nang, que está 30 km de Hoi An. De allí tomamos un taxi que nos llevó a Hoi An. Este recorrido dura aproximadamente 2 horas.

Hoi An de día

Esta ciudad no solo es bonita de noche, de día también es encantadora y diferente. Es para coger cada rincón, cada puerta, cada edificio y enmarcarlo.

Hoi An de día

Caminar por sus calles, ver la gente sonreír, encontrar  señoras mayores que venden fruta y que vive con unas cestas cargadas a sus hombros, pero que nunca pierde la sonrisa… sin duda alguna, te enamoras de esta ciudad.

Hoi An y la gente local

Durante el día puedes hacer la ruta del casco histórico.  Para recorrerlo hay que adquirir unos tickets con los que puedes acceder a un total de 5 monumentos que están incluidos en todo el recorrido por la antigua Hoi An.

Uno de los iconos de la ciudad, es el famoso puente japonés.  El puente es una estructura cubierta, construida por los japoneses, y es el único puente que se conoce que está unido por un lado a una pagoda budista.

El famoso puente Japones

Antiguamente este puente unía el barrio chino con el japonés. Cada extremo del puente está custodiado por un guardián, un mono y un perro, que representan el año en que comenzó a construirse y el año en el que fue terminado. En su interior hay un pequeño templo y un altar.

Hoi An es una ciudad costera y a tan sólo 3 kms puedes encontrar alguna playas, así que decidimos alquilar una moto para ir a conocer la costa de Vietnam.

Costa de Vietnam

Hoi An de noche

Ahora bien, si Hoi An es bonita de día, cuando cae la noche es mágica. Pasear por sus calles iluminadas con farolillos de colores y disfrutar del encanto de su arquitectura te hará viajar al pasado.

Poco a poco cuando va cayendo la noche  la ciudad se va encendiendo lentamente, sus farolillos colgantes inician la magia, llenando la ciudad de luces de colores.

El simple hecho de pasear por sus calles es algo precioso y único. Es lo que hace tan singular y especial a este lugar, y por lo que muchas personas hacen una parada en esta ciudad.

Las calles de noche en Hoi An

En la noche nos perdíamos entre las calles y sus farolillos de colores. Para mi cada noche era como estar en un set de película. Es demasiado bonito el ambiente que se crea, y en los alrededores del río, lleno de embarcaciones y de lucecitas.

Decenas de barcas, están listas a la disposición de los viajeros para realizar paseos por el río a la luz de pequeñas lámparas.

Pero, la tradición más importante, que remonta al siglo XVI y que es de  influencia china, consiste en encender pequeñas velas de papel al anochecer, cargadas de sueños y deseos, que se depositan en el río a la espera de que algún día se hagan realidad.

Paseo por el canal de Hoi An

Otra de las cosas que debes hacer durante la noche es  disfrutar del Night Market, a partir de las 18:00 a 22:00 montan el mercado nocturno. Un lugar perfecto para comprar souvenirs al mejor precio y probar la comida local.

Entre alguna de las comida que no puedes dejar de probar es el Banh Mi.  El banh mi es un bocadillo típico de la cocina vietnamita elaborado con una baguette de pan blanco. El pan contiene zanahorias, daikon, cebollas, cilantro, y bien carne o tofu. Los rellenos más populares del banh mi incluyen cerdo, pollo y chicharros.

Puesto de comida de Banh my

El contraste de sabores y texturas es una de las características de esta comida, así como su bajo costo, esto lo convierte en un alimento muy popular de Vietnam

Otra comida de calle que debes probar es el Rice Paper o llamado también la Vietnamese pizza. Esto es un  papel de arroz que se unta con mantequilla y luego se asa a la parrilla con un poco de queso, huevos (de codorniz o de pollo), cebolla verde, carne de cerdo desmenuzada, pollo o carne de res.

Rice Paper pizza

Esta combinación es una versión común de banh trang nuong (papel de arroz a la parrilla) en Saigón. Sin embargo, no existe una manera “tradicional” definitiva de hacerlo. Son muchos tipos diferentes de papel de arroz, junto con una variedad de ingredientes. Un vietnamita creativo puede hacer hasta 30 opciones diferentes de papel de arroz a la parrilla.

Sólo escribir el post se me hace agua la boca. Sólo pienso en volver a Vietnam, para disfrutar de su gastronomía.

En conclusión Hoi An es una ciudad que no puedes dejar de visitar si vas a Vietnam. Cada país  y ciudad que visite dejó algo especial en mi. Pero debo decir que Hoi An  fue único, no dudaría en volver a vivir noches mágicas allí.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *