Finalmente llegué a Vietnam, un país que me sorprendió en todos sus sentidos. Vietnam es uno de esos países para ver, oír, oler, tocar y sobre todo saborear.

La ruta de Vietnam era algo que no tenía muy clara, ya que este era un país que no tenía en mente visitar.

Era muy poco lo que sabía acerca de Vietnam, si algo sabía sobre él, era acerca de Halong bay, muchos amigos me había hablado de ese lugar y varias increibles fotos había visto por internet.

Asi que decidí que ese sería mi punto de partida en el  norte de Vietnam para comenzar la travesía por ese país.

Para visitar la Bahía de Halong lo más recomendable es hacerlo desde Hanoi y desde allí, contratar una  excursión a la Bahía.

Para ello hay  dos opciones; la primera es hacer el “Halong Bay tour” de 1 día y la segunda es hacer un “crucero Bahía de Halong” ya sea por 2 días/1 noche o 3 días/2 noches.

La segunda opción fue la que más nos llamó la atención así que decidimos buscar por internet y armar nuestro plan.

Son muchas las opciones que puedes encontrar en internet, asi que te recomiendo leer todas las reseñas. Nosotros decidimos hacer el crucero 3 días/2 noches, con la compañía The Au co. Debo confesar que fue una de las opciones menos económicas pero era la que mejores reseñas tenía.

Con esto ya en mente, decidimos comprar pasajes para volar a Hanói y pasar un noche en la capital de Vietnam y al día siguiente realizar el tour en la Bahía de Halong

Un dia en Hanói

Hanói es la capital de Vietnam, famosa por su arquitectura y su rica cultura de influencia china, francesa y del sudeste asiático.

En el corazón de la ciudad se encuentra su caótico casco viejo, cuyas calles estrechas están distribuidas según los oficios que se practican en ellas.

Las cornetas de las motos, lo autobuses y los carros parecían ser el medio de comunicación. Lo primero que sentí al caminar por Hanoi, fue el miedo de ser atropellada, pero a los pocos minutos te acostumbras. Es sencillo. Tú cruzas y las motos te esquivan.

La primera parada que hicimos fue para ir a comer en uno de los famosos restaurantes donde venden uno de los platos más tradicionales de Vietnam, llamado Pho, basado en lo que se denomina genéricamente como una sopa de fideos. Se sirve en un bol con fideos de arroz en un caldo de carne de ternera con pequeños trozos alargados de carne.  

Plato típico en Vietnam Pho

Era la primera vez que probaba este plato, se que para mucho esto les sorprenderá pero para lo que me conocen saben lo difícil que soy con la comida. Pero debo decir que me encantó.

Luego de allí fuimos a visitar el Templo de literatura, este templo se construyó en 1070 y fue donde se fundó la primera universidad de Vietnam, donde se estudiaba la filosofía de Confucio, además de poesía y literatura.

Templo de literatura

La prisión Hoa Lo es una prisión construida por los franceses en 1886 que utilizaron para encerrar a prisioneros políticos, mayormente comunistas e independentistas vietnamitas, durante los tiempos coloniales.

Esta cárcel albergó  más de 2000 presos en condiciones inhumanas, a pesar de haber sido diseñada para unos 600. Las torturas y ejecuciones estaban al orden del día. La prisión se ha convertido en un símbolo de la lucha contra la ocupación francesa.

Durante la Guerra de Vietnam contra Estados Unidos, la prisión fue utilizada para encerrar a soldados norteamericanos. En el museo parece que los americanos fueron tratados muy bien en la prisión, una historia contraria a la que cuentan los propios presos.

 

La prisión Hoa Lo

Al final de la tarde nos fuimos a pasear por el  Lago Hoan Kiem y su templo Ngoc Son, este lago es uno de los más famosos de Hanoi, que ese encuentra en la entrada del famoso barrio Old Quarter.

El lago cuenta con un  puente rojo de madera, emblemático de la ciudad, que te lleva hasta el islote de Jade donde está el pequeño templo Ngoc Son.

Lago Hoan Kiem

Puente rojo de madera, emblemático de la ciudad.

 

Una recomendación que había leído para hacer en Hanoi era asistir a un espectáculo tradicional de marionetas de agua. Uno de los lugares más famosos para verlos es el Teatro Thang Long Water Puppet.

Son marionetas hechas de madera y son representadas en un escenario con agua. Los artistas los mueven desde atrás del escenario a través de unos largos palos de bambú. Todo esto es acompañado con música de una orquesta tradicional vietnamita, la historia suele ser sobre el día a día del mundo rural del país.

Algo que no me esperaba, y fue lo que más feliz me  hizo de estar en Hanoi, es que todos los viernes a partir de las 8:00 de la noche, una parte de la avenida que rodea el lago la cierran completamente y la convierten una zona peatonal y esto se convierte en el punto de encuentro de las familias vietnamitas en la ciudad.

Para mi fue una noche magica, todo el caos del día, el ruido de los carros, se había convertido en música, gente feliz en la calle bailando, jugando. Esa energía y felicidad que transmitían esas personas era increíble, nunca olvidaré esa noche en Hoian.

Navegando en la Bahía de Halong

La bahía de Halong es, posiblemente, el lugar más visitado en Vietnam. Fue declarada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1994 y además, desde el 11 de noviembre de 2011, una de las siete maravillas naturales del mundo.

Como les comenté anteriormente, nosotros decidimos tomar un crucero de 3 días/2 noches. El paquete que tomamos  era el más económico de la compañía, pero por ser temporada baja, un día antes de buscarnos nos informaron que nos habían realizado una mejora en la reservación a un paquete superior sin ningún costo adicional.

Definitivamente ese  barco fue más de lo que esperamos. El barco tenía todas las comodidades, solo 30 personas estaríamos navegando allí,  la tripulación era super profesional, siempre disponibles, con una sonrisa y muy atentos.

Crucero Auco

Al llegar a nuestro camarote teníamos un itinerario con toda las actividades que haríamos durante esos 3 días, además de los horarios para las comidas y el  tiempo libre que tendríamos para disfrutar del barco.

Atardeceres en la Bahía de Halong

Algunas de las actividades que realizamos durantes esos días fueron las siguientes:

  • Una excursión por las cuevas de piedra caliza de la Bahía de Halong: estas cuevas poseen características sobresalientes que contribuyen a la calidad única de este sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

    Cuevas de piedra caliza

  • Recorrer en bicicleta uno de los pueblos tradicionales de Halong ubicados en medio de la jungla. El pueblo cubre un área total de 86.25 km² con una población de sólo 213 personas. La distancia total del recorrido fue  de aproximadamente 5 km.

  • Visita a la granja comunitaria: Para apoyar a la comunidad local y su economía, The Au Co Cruise ayudó a construir una granja comunitaria dentro de la aldea que proporciona empleos y un ingreso extra para los aldeanos locales. Las verduras frescas allí se llevan a la cocina a bordo y se usan como ingredientes para las comidas en el restaurante The Au Co. Esta actividad incluye la exploración de la isla local.
  • Conociendo la gente local: tendrás la oportunidad de hablar con la gente local, conocer su cultura un poco mejor y experimentar cómo es la vida allí.  Durante la exploración, podrás visitar una maravilla arquitectónica construida por un talentoso artista local. La casa presenta un diseño especial y, construida con bambú, refleja la vida de los antepasados ​​del pueblo cientos de años atrás.
  • Kayak en la bahía de halong: Hacer kayak en el lago Ba Ham y en las cuevas Dark & ​​Bright. Alrededor de hermosas playas y miles de torres kársticas en una variedad de formas y tamaños.

  • Clase de Tai Chi: durante el amanecer, el crucero proporcionaba un entrenador que te guiaba en el  ejercicio de Tai Chi. El Tai Chi es una forma suave de liberar el estrés y la fatiga. Éste arte marcial en particular también puede mejorar la fuerza y la flexibilidad. El aire fresco de la bahía, combinado con música tradicional vietnamita, te ayudará a lograr una relajación total.

La última actividad del crucero, y que para ellos es la forma de agradecer a los huéspedes el tiempo que habíamos pasado allí con ellos, fue la ceremonia del té.

En la popa del barco, disfrutando de las increíbles vistas de la bahía de Halong, ellos nos fueron explicando las características que tenía el té Vietnamita. Ellos prefieren el té con sabor fuerte, los tipos más populares de té son el té verde y el té seco.

Durante la demostración nos compartieron los consejos para elegir el té de alta calidad y los pasos para hacer la taza perfecta.

De esta manera terminó los 3 increíbles días que pasamos allí. Días de relajación, de no preocuparnos por absolutamente nada, sin duda alguna uno de los mejores servicios que recibí en mi viaje, un personal que estuvo allí para atenderte siempre con una sonrisa y hasta te llamaban por  tu nombre.

En resumidas cuentas, visitar Halong Bay fue uno de momentos más impresionantes que viví en mis viajes, no puedo describir la sensación de paz que viví en aquel barco, navegando por un lugar tan alucinante. La emoción era realmente grande, ante aquella inmensidad y la sensación de estar en uno de los lugares naturales más bonitos del mundo.

 


1 comentario

Tía Luz · junio 18, 2018 a las 8:49 pm

Mamita linda que bien que te gusto y disfrutaste ese viaje, son experiencias agradables que quedan, – _ – mi chinita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *